Mi primera publicación en un blog especializado

La verdad es que la entrada de hoy es un poco de autobombo, pero es que no todos los días alguien tan genial como Verónica, creadora y editora de Ideas para Boda, un sitio estupendo que no os podéis perder si os vaís a casar, o si, simplemente eres  como yo y como todos los que vivimos con tanta intensidad todo el “Universo Boda”.

El caso es que Verónica se puso en contacto conmigo para hacer una pequeña entrevista a Celia y a Jose Carlos, sobre su boda y sobre todos los pequeños detalles de la misma, y para publicar un post con mis fotos.

No tengo palabras para agradecerle el detalle de fijarse en mi, que digo detalle, ¡DETALLAZO!, y por ser tan agradable, simpática y abierta. Da gusto trabajar con gente así.

Y para Celia y Mus (es que lo de Jose Carlos suena taaaan formal), no puedo decir mucho más de todo lo dicho. Ah si, una cosa, que nos debemos una postboda y que va a ser LA BOMBA.

Os dejo una captura de pantalla del blog de Verónica, visitadla y dadle un poco de “bloglove” que lo vale,¡ y mucho!

 

Trailer de Boda – Lu y Tarkil (Boda en Oviedo)

Este año estoy ofreciendo a los novios un pequeño adelante de las fotos de la boda en forma de slideshow. De esta forma, la espera para tener todas las fotos se hace un poco más llevadera, y además me permite hacer una pequeña selección de algunas de mis fotos favoritas de la boda. Y es que es maravilloso aunar música y fotografía, ¡aunque aún he de mejorar mucho en el tema!

Y estreno este tipo de trailers con la boda de Lucia y Tomás (Tarkil para los amigos), que se casaron hace hoy 8 días y a la que fuí con mi gran amigo Carlos Vaquero, ya que yo estuve algo “tullido” (si os fijáis en la última foto podréis verme con mis tres dedos rotos).

Espero que os guste tanto como me gusta a mi (creo que lo he visto ya unas doce o trece veces y me sigue poniendo los pelos de punta).

Por cierto no os perdáis el estupendisimo trabajo de peluquería realizado por Carlos Pichel y el increíble corsé de la novia a cargo de Maya Hansen.

PD: Aunque sé que no es lo correcto, el pase de fotos comienza sobre el segundo 34, disfrutadlo!.

Mi primera boda en Guadalajara – Raul y Mirian en Los Girasoles.

Lo he dicho varias veces, uno no suele ser profeta en su tierra, pero en mi caso es más que patente. Sesiones y bodas en Santiago de Compostela, Oviedo, Pamplona, Huesca,… En casi todos los sitios excepto en Guadalajara, donde soy y donde vivo, y donde conozco cada uno de los rincones de esta ciudad.

Así que, ya que me iba a estrenar como fotógrafo de bodas en Guadalajara, había que hacerlo por todo lo grande, y que mejor que hacerlo en la concatedral de Santa María, uno de los templos más bonitos que tenemos.

Y de puro tradicionales que quisimos ser, fuimos innovadores, y es que hace muchos años que el parque de la concordia (o el parque de los patos que es como se conoce aquí) no se usa como escenario para hacer las fotos posadas de los reportajes de bodas, ya que era el típico escenario donde mis padres (que ya peinan canas) y la gente de su generación, se hacían las fotos. Pero como todo en esta vida, si le das el enfoque correcto y la visión adecuada, se puede transformar en algo bonito, innovador y diferente.

Y para acabar, una celebración estupenda con la gente de Los Girasoles, un restaurante que ha sabido captar el estilo y la necesidad de glamour que había en Guadalajara, y unirlo todo en un espacio genial y maravilloso a las afueras de la ciudad, donde poder disfrutar hasta la hora que se quiera sin temor a molestar a nadie.

En definitiva, una boda bonita, familiar, íntima, con momentos muy especiales y enmarcado en un sitio excepcional en el corazón de la Alcarria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Sierra Norte de Guadalajara y la fotografía de novios – Mirian y Raúl

Es muy cierto que en este país en general y en Guadalajara en particular (de dónde soy y dónde vivo), no se valoran en absoluto las auténticas maravillas que tenemos cerca y al alcance de un ratito en coche.

Dicen que uno no es profeta en su tierra y, aunque ha costado un poco, por fin puedo decir que soy Fotógrafo de Bodas en Guadalajara (así, con mayúsculas, porque “mis novios” hacen que todo sea a lo grande), y me alegro infinito que Mirian y Raúl me hayan dado la oportunidad, este año, de “estrenarme” en mi propia tierra, algo que, la verdad, me gusta mucho, y es que jugar en casa es algo maravilloso.

Y como era una oportunidad especial, nos escapamos a un sitio mágico en la zona de la llamada Arquitectura Negra de Guadalajara, donde las casas están construidas con pizarra, por lo que toda la zona tiene un encanto especial y mágico que te invita a contemplarlo todo y reconciliarte un poco con el universo.

Y allí nos plantamos, un lunes por la tarde, con la alergia de Raúl reclamando lo que era suyo, y nos metimos entre árboles, ramas, matas y zonas verdes en general. Menos mal que la lluvia hizo acto de presencia al rato de estar haciendo fotos por allí y el pobre pudo respirar tranquilo y dedicarse a su futura mujer a fondo, que le hacía ojitos, o más bien ojazos (azules para más señas) en todo momento y en cualquier esquinita de Valverde de los Arroyos.

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El gran día de Celia y Mus – Boda en mitad de un bosque de Olivos en Madrid

Como ya os decía la semana pasada, esta semana tocaba LA BODA de Celia y Jose Carlos (Mus para los amigos), así, con mayúsculas bien grandes. Y es que sólo me salen palabras buenas y agradables para describir esta boda entre dos personas maravillosas y estupendas.

Y es que no hay nada más bonito que dos personas que se quieren y que se quieren de forma normal y natural, como son, sin artificios, sin cosas raras, sin querer ser en un día todo lo que uno no es durante el resto del año. Y eso es lo que pasó en esta boda, que los novios se querían por como eran y se comportaron como se comportarían otro día de su vida. Y como en fotografía menos es más, en este caso ese menos fue mucho más.

Y es, precisamente, esa sencillez es la que hace que las fotografías que saqué luzcan como lucen: con luz propia y con brillo natural, sin artificios raros ni necesidad de crear situaciones ficticias. Porque no es necesario montar un gran “sarao” y coger la fuente de chocolate más cara y el menú más extravagante para demostrarse amor, tan sólo hacen falta dos personas que se quieran y, sobre todo, que quieran compartir eso con toda su gente.

Para esta boda conté con la ayuda, siempre inestimable, de mi colega y amigo Hilario, el cual ha publicado su versión de esta boda en su propio blog y que podéis ver aquí.

En definitiva, éste y el post de Hilario es el resultado de la visión de dos fotógrafos con cuatro cámaras para dos novios que se quieren de verdad y sin tapujos, sin artificios y desde el corazón, y es que no hay nada más bonito en este mundo que el amor verdadero y sincero entre dos personas.

 

Postdata: ¡No os perdáis la última foto, por que en este trabajo es tan importante ser profesional y serio como saber disfrutar de la fiesta y del ambiente!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Celia + Jose Carlos = Loki – Preboda en Madrid

Celia, cuando quedamos para vernos y hablar un poco de su boda, y de las ideas que tenían para ella, me dijo que tendría que practicar la fotografía de animales, no sabía lo en serio que me lo decían.

Y es que lo que siente esta pareja por su perro es equivalente a lo que se siente por un hijo. Loki es un pastor alemán precioso y juguetón que no paró quieto en ningún momento y con el que compartimos un buen rato de sol, parque y algún que otro beso.

Por que costaron un poco los besos, pero al final llegaron, ¡y de que forma oigan!.

Pasamos una tarde de risas, besos, babas de perro y buenas fotos, una antesala a una de las mejores bodas que he tenido en este año 2013 sin duda alguna.