Preboda en Guadalajara – Amor en un pueblo Abandonado – Ana y Dani

Cuando realizas una preboda , sin duda lo primordial es encontrar un sitio donde los futuros novios se sientan tranquilos y a gusto. A veces los propios novios necesitan un poco de paz, de respiro y, sobre todo, no estar delante de mucha gente, ya que sus propios nervios pueden jugarles una mala pasada.

Así que, ni cortos ni perezoso, nos fuimos a Umbralejo, un pueblo abandonado y restaurado de la Arquitectura Negra de Guadalajara, una belleza en mitad de los montes de la sierra norte de Guadalajara, lleno de pizarra, madera y piedra virgen.

Miles de texturas para recoger junto con besos y caricias, con risas y con abrazos furtivos cuando se pensaban que el fotógrafo no miraba.

Estuvimos en mitad de ninguna parte, rodeados por el aire fresco de la serranía norte de Guadalajara, por el aire puro y el más absoluto silencio, disfrutando de las fotos, del paisaje, del paseo, de la charla para conocernos mejor, del pequeño puente (sigo pensando que tenía un troll debajo, como el de Lucía y Tarkil), de la iglesia de piedra de Tamajón y de una buena cerveza en el único bar que encontramos abierto a la vuelta.

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

Víctor Saboya – Preboda en Guadalajara

Previo – Preboda en Madrid con una Pamplonica y un Madrileño – Carol & Hector

Hoy quiero dejaros con una pequeña muestra de la (segunda) preboda que hicimos Carolina, Hector, y el que suscribe en el Parque del Retiro de Madrid.

Como dicen en la serie de dibujos «Los Simpsons», les recordaréis de otras entradas en este mismo blog como la del Paseo Vintage por Madrid, pero ahora vuelven renovados. remozados y con ganas de quererse de forma más «casual».

Un pequeño bocadito para que se os abra el apetito… ñam!

 

La Sierra Norte de Guadalajara y la fotografía de novios – Mirian y Raúl

Es muy cierto que en este país en general y en Guadalajara en particular (de dónde soy y dónde vivo), no se valoran en absoluto las auténticas maravillas que tenemos cerca y al alcance de un ratito en coche.

Dicen que uno no es profeta en su tierra y, aunque ha costado un poco, por fin puedo decir que soy Fotógrafo de Bodas en Guadalajara (así, con mayúsculas, porque «mis novios» hacen que todo sea a lo grande), y me alegro infinito que Mirian y Raúl me hayan dado la oportunidad, este año, de «estrenarme» en mi propia tierra, algo que, la verdad, me gusta mucho, y es que jugar en casa es algo maravilloso.

Y como era una oportunidad especial, nos escapamos a un sitio mágico en la zona de la llamada Arquitectura Negra de Guadalajara, donde las casas están construidas con pizarra, por lo que toda la zona tiene un encanto especial y mágico que te invita a contemplarlo todo y reconciliarte un poco con el universo.

Y allí nos plantamos, un lunes por la tarde, con la alergia de Raúl reclamando lo que era suyo, y nos metimos entre árboles, ramas, matas y zonas verdes en general. Menos mal que la lluvia hizo acto de presencia al rato de estar haciendo fotos por allí y el pobre pudo respirar tranquilo y dedicarse a su futura mujer a fondo, que le hacía ojitos, o más bien ojazos (azules para más señas) en todo momento y en cualquier esquinita de Valverde de los Arroyos.

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Juego limpio – Gol al amor en el Santiago Bernabeu

Sara y Javi trabajan en uno de los estadios más famosos de Madrid y del mundo: el Santiago Bernabeu. Cuando me lo contaron y comenzamos a andar por los Jardines del Campo del Moro, justo detrás del Palacio Real en Madrid, me resultó muy curioso todo el entramado que se desarrolla en un estadio de futbol aparte de los partidos propiamente dichos.

Y así, entre anécdota semifutbolera, copas de europa y demás historias para no dormir, fuimos consiguiendo que Javi se soltase un poco, que el pobre venía tenso con eso de ponerse delante de mis objetivos, y poco a poco Sara le hizo mostrarse tal cómo es, un tío simpático, amable y de risa fácil, y sobre todo, un enamorado de su chica.

Cuando nos echaron (en más de un sentido) de los Jardines, nos fuimos dando un paseo hasta el Templo de Debod, a disfrutar del precioso atardecer juntos.

victorsaboya-6760

 

Diptico-1

victorsaboya-6822 Diptico-2

victorsaboya-6878

victorsaboya-6914

victorsaboya-6922

 

Diptico-3 Diptico-4

Diptico-5 Diptico-6 Diptico-7

victorsaboya-7058

victorsaboya-7081

victorsaboya-7126

 

 

[Consejos para una boda] La preboda

Quería comenzar una serie de posts donde, desde mi humilde y personal punto de vista, comentase y diese algún consejo que a mí me hubiese gustado recibir cuando decidí casarme.

El primero de todos estos posts lo voy a dedicar a la preboda o sesión de novios.

¿Qué es una preboda?

Básicamente, es pasar una sesión donde la pareja,  o sea, vosotros y el fotógrafo, se conocen, charlan, él os hace fotos y le perdéis un poco el miedo escénico a la cámara.

Lo normal es que una sesión de este tipo dure entre dos y tres horas, si bien es posible que algunos compañeros las hagan más cortas o más largas o, como mi querido Fran Russo, en varios días.

¿Y dónde se hace?

Eso depende de vosotros y del fotógrafo. Se suelen realizar en sitios que tienen algún significado especial para la pareja o, en el otro extremo, en mitad del campo para evitar miradas indiscretas y así conseguir que los novios se relajen ante la «presión» de la cámara.

Se suele realizar hacia el atardecer  ya que, de esta forma, se puede aprovechar la hora azul, donde la luz del atardecer hace que las fotos tengan una tonalidad cálida e íntima, si bien la preboda se puede realizar en cualquier sitio y a cualquier hora.

Lo mejor, como en todo el proceso, es que lo habléis con el fotógrafo y lleguéis a un acuerdo, ya que él os puede aconsejar sobre todos estos temas.

¿Y para qué sirve?

Como he dicho un poco más arriba, básicamente para conocer a vuestro fotógrafo, pero sobre todo, a mí me sirve para preparar la boda, para que los novios no me vean como a un intruso, sino como a alguien más el día de la boda, que no sea esa persona extraña con dos cámaras grandes que va a hacer las fotos de vuestra boda sino uno más en la fiesta, un amigo frente al cual no hace falta posar o reprimir los sentimientos.

Por eso la preboda es tan importante para mí, porque me permite conoceros, «intimar» en cierto modo con mis parejas y establecer un primer punto de unión básico que me va a permitir, el día de la boda, pasearme sin ser alguien ajeno a la celebración.

Además, aparte de ser una primera toma de contacto, sirve para que la pareja tenga unas bonitas fotos juntos, unas fotos donde ellos salgan sin toda la «pompa y boato» de la boda, sino vestidos con su estilo personal.

Muchas parejas me comentan que esas fotos son las que luego colgarán en sus casas o pondrán en los marcos, ya que las fotos de la boda, al final, resultan demasiado «recargadas y artificiales», ya que, admitámoslo, una novia no suele ir con ese tipo de trajes en su vida corriente.

Otra opción que se les da a los novios es, con las fotos de la preboda, maquetar un álbum de firmas.

¿Qué es un álbum de firmas?

Es un álbum maquetado con las fotos de la preboda, dejando hueco para que tus seres más queridos, el día de la boda, puedan dejarte un recuerdo en forma de dedicatoria o firma. Para este tipo de álbums yo suelo recomendar la página de Blurb donde, con una relación calidad-precio más que aceptable, se puede tener un álbum de firmas estupendo.

Consejos finales:

Como podéis ver, una sesión de preboda es realmente algo más que juntarse una tarde de sábado y hacerse unas fotos bonitas. Puede servir para establecer lazos con vuestro futuro fotógrafo (el cual va a estar «pegado» a vosotros el día de la boda muchas, muchas horas, por lo que no estaría de más que le conocieseis), os puede servir para tener unas fotos profesionales con las que decorar vuestra casa o incluso realizar un álbum de firmas, un detalle original el día de la boda para con vuestros invitados.

Por todo esto yo, en los packs de las bodas, siempre incluyo la preboda, no es negociable, no hay descuento si la quitas, no hay opción a «deshacerse» de ella. Me parece una forma genial y estupenda de conocernos y de ver qué expectativas tenéis sobre vuestras fotos y, sobre todo, una forma de que el día de la boda no me miréis de reojo y os preguntéis ¿Y ése, quién es?.

No obstante, si os quedáis con dudas o queréis preguntarme cualquier cosa, escribidme un correo a victor@victorsaboya.com o usad el formulario de la página de contacto. Estaré encantado de poder resolverlas todas