Paloma & Hector – Boda en un pequeño pueblo de Guadalajara

Fuentes de la Alcarria es un pequeño pueblo situado muy cerca de Brihuega, en Guadalajara. No tiene nada de especial, salvo que su iglesia acogió una boda muy pintoresca, la primera boda que se celebraba en Fuentes desde hacía más de 25 años, y yo tuve la suerte de ser el elegido para inmortalizar los recuerdos de esta fantástica pareja.

Paloma decidió, en honor a su abuelo paterno, que su boda sería allí, en un «pueblito bueno», como decía la gente de Aquarius, con sus gentes, sus calles empedradas y su iglesia pequeña pero acogedora.

Por si fuera poco, los compañeros del novio, militares de la U.M.E., realizaron una salida de la iglesia espectacular, con un cruce de sables a modo de pasillo, donde, al grito de «que se besen», impidieron el paso de los novios, hasta que no obtuvieron el ansiado primer beso de casados.

Todo esto ocurrió en Fuentes de la Alcarria, todo esto y muchas cosas más que, como podéis ver a continuación, tuve la gran suerte de poder retratar.

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

fotografía de bodas en Guadalajara, fotógrafo de bodas en Guadalajara

Casi dos mil años de historia nos contemplan – Boda de Maria y Carlos

Había estado muchas veces como turista, pero nunca como fotografo de bodas en Segovia, y que mejor manera de ir la primera vez si es de la mano de una de tus amigas del instituto.

Conozco a María desde hace casi 20 años, lo cual dice mucho de la amistad que nos une. Fue la típica historia de que ella se sentaba al lado de la chica que me gustaba y al final acabé haciéndome más amigo de ella que de la otra persona, una amistad que ha durado mucho, mucho tiempo.

Cuando conoció a Carlos, ella supo que era algo especial, que encajaban a la perfección y que, seguramente, acabarían casados algún día, y ese día fue el 21 de junio de 2014.

La familia de María es de Segovia, y como buena Segoviana que es, ama su tierra por encima de todas las cosas, y no es para menos. Segovia es una de esas ciudades «con encanto», que te embelesa cuando paseas por ella y que te hace sentir pequeño cuando pasas por los grandes pilares de piedra de su acueducto. Uno de los mejores marcos para casarse sin duda.

De su boda me quedo con el baile, con el típico cochinillo cortado con plato y con todos y cada uno de sus invitados, que lo dieron todo y un poco más para hacer ese día tan especial para los novios.

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

 

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

 

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Fotografo de bodas Segovia, fotógrafo de bodas madrid, fotógrafo de bodas guadalajara

Preboda en Guadalajara – Amor en un pueblo Abandonado – Ana y Dani

Cuando realizas una preboda , sin duda lo primordial es encontrar un sitio donde los futuros novios se sientan tranquilos y a gusto. A veces los propios novios necesitan un poco de paz, de respiro y, sobre todo, no estar delante de mucha gente, ya que sus propios nervios pueden jugarles una mala pasada.

Así que, ni cortos ni perezoso, nos fuimos a Umbralejo, un pueblo abandonado y restaurado de la Arquitectura Negra de Guadalajara, una belleza en mitad de los montes de la sierra norte de Guadalajara, lleno de pizarra, madera y piedra virgen.

Miles de texturas para recoger junto con besos y caricias, con risas y con abrazos furtivos cuando se pensaban que el fotógrafo no miraba.

Estuvimos en mitad de ninguna parte, rodeados por el aire fresco de la serranía norte de Guadalajara, por el aire puro y el más absoluto silencio, disfrutando de las fotos, del paisaje, del paseo, de la charla para conocernos mejor, del pequeño puente (sigo pensando que tenía un troll debajo, como el de Lucía y Tarkil), de la iglesia de piedra de Tamajón y de una buena cerveza en el único bar que encontramos abierto a la vuelta.

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

preboda en guadalajara , preboda en la arquitectura negra

Víctor Saboya – Preboda en Guadalajara

El sabor de la tierra – Preboda alcarreña

fotografo de bodas, fotografo de bodas en guadalajara y madrid,preboda alcarreña

Dicen que no hay nada como el sabor de la propia tierra, de la gente con la que vives toda tu vida y que marca tu carácter y tu forma de ser. Y aunque también es cierto que uno no es profeta en su tierra normalmente, siempre da mucho gusto el que confíen en ti tus compatriotas.

Y es que, aunque a veces se nos resiste un poco Guadalajara, en el fondo, somos alcarreños de pura cepa, y eso se nota…

Un breve vistazo a las fotos de esta preboda alcarreña, con MariaJo y Rafa, en un lugar emblemático de mi querida Guadalajara, El Poblado de Villaflores (que yo toda la vida he llamado El Sotillo, aunque no sea correcto del todo).

fotografo de bodas, fotografo de bodas en guadalajara y madrid, preboda alcarreña

fotografo de bodas, fotografo de bodas en guadalajara y madrid, preboda alcarreña

fotografo de bodas, fotografo de bodas en guadalajara y madrid, preboda alcarreña

 

 

[Previo] El amor de su vida – Preboda en el Parque del Capricho – Maria y Carlos

Conozco a María desde hace casi 20 años, hemos sido compañeros de clase, perfectos desconocidos, compañeros de fiesta y ahora voy a ser el fotógrafo de su boda el próximo día 21 de junio.

Se casa con alguien que la hace feliz, maravillosamente feliz, y eso es lo más bonito que le puede pasar a uno. Y por eso recojo en el título la frase que me dijo cuando íbamos caminando por el parque del Capricho durante la preboda que hicimos este domingo pasado: «Yo se que carlos es el amor de mi vida y la persona con la que quiera pasar el resto de ella».

Así que os dejo con un adelanto, breve pero intenso, como el buen café, para que vayáis haciendo boca del resto de las fotos.

Victor Saboya Fotógrafo de bodas en Guadalajara, Madrid y España. Preboda en el parque del Capricho

Victor Saboya Fotógrafo de bodas en Guadalajara, Madrid y España.  Preboda en el parque del Capricho

Victor Saboya Fotógrafo de bodas en Guadalajara, Madrid y España.  Preboda en el parque del Capricho

 

 

La universalidad de los sentimientos – Germán y Maite

Cuando llevas varias  bodas fotografiadas a tus espaldas te das cuenta de muchas cosas. Entre ellas la que más me ha impactado ha sido la universalidad de los sentimientos. Y es que da igual que la boda sea en Madrid, en Guadalajara, en Oviedo, o en cualquier ciudad de Europa, Estados Unidos, o en el rincón más apartado de Australia.

Los sentimientos son universales, preciosos e incontrolables, Y se muestran de mil maneras diferentes, en cualquier momento y sin previo aviso. Y es que es muy difícil controlar las lágrimas cuando tu hermana se pone recordarte, el día de tu boda y delante de todos tus amigos e invitados, toda tu infancia, O como te encargabas de ayudarlas a hacer los deberes, o peor aún se dedican a sacar los trapos sucios de tu pasado.

Y es que Germán, A pesar de ser una persona tranquila y que controla muy bien sus sentimientos, no tuvo más remedio que derrumbarse y una lágrima cayó por su mejilla cuando su hermana le dirigió aquellas palabra.

Pero no todo son lágrimas en una boda ni mucho menos. Maite, la otra «media naranja» de Germán estalló en risas cuando sus amigas le recordaron mediante un montón de regalos, su pasado con ellas.

Las risas, los lloros, los nervios, los gritos, no son sino la manifestación de todo lo que implica una boda, que es mucho, y es que, a fin de cuentas, no deja de ser nada más que la organización de una gran fiesta. Un día y una noche inolvidable para compartir con todos tus amigos y seres más cercanos.

Así es como se lo plantearon Germán y Maite, como una jornada para compartir su alegría con los que más querían y quieren, y diseñaron todo para realmente pasarlo bien, ¡incluso tuvieron una batucada en el restaurante que animo la fiesta hasta la hora de entrada al salón para cenar!.

La cena y el convite fue en el restaurante Los Girasoles, en Guadalajara, por si alguno le quedaba alguna duda acerca del mejor sitio para celebrar la boda de esta pareja que tiene tanta pasión por los girasoles.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Virginia y Rubén, una boda en Madrid rápida, bonita y entrañable (y con sorpresa incluida)

Quería estrenar el nuevo diseño del blog y el año 2014 con algo diferente y especial, así que elegí la boda de Virginia y de Rubén porque creo que es una buena metáfora de lo que espero de este 2014 para mí.

La boda de Virginia y de Rubén fue una boda familiar, íntima, reducida en asistentes si lo preferís, seleccionando a los más allegados y a los más cercanos, y eso es lo que quiero para este 2014, un año familiar, con los más cercanos, con nuevos amigos y nuevos clientes con los que formar una pequeña gran familia.

La celebración fue bonita, sencilla, rápida, sin complicaciones. Como dice Jasmine Star, una fotógrafa americana de bodas muy de moda hace un par de años, hay que tener una filosofía de vida K.I.S.S.: Keep It Simple (Stupid). Que viene a significar que nos complicamos en exceso y que la vida es simple, que la vivamos y la gocemos tal y como es, sin añadirle exceso de parafernalia y boato.

Y por último, pero no menos importante, el enlace de Virginia y de Rubén no era un enlace de dos, sino de tres. La tercera en discordia se llama Ariadna y cuando sus papás se dijeron que se querían «de forma oficial», ella estaba en la tripita de su mami, calentita y esperando para venir al mundo.

Y es que este año va a ser el año de mi nacimiento, bueno, de mi re-nacimiento de nuevo, tanto espiritual como físico. Un año nuevo cargado de ideas, proyectos, metas. Una nueva vida para comenzarla con ganas, alegría e ilusión, en la cual espero que me acompañéis todos los que leéis esto.

A Virginia, a Rubén y a la pequeña Ariadna (que por cierto está preciosa), sólo os puedo desear lo mismo que me disteis el día de vuestra boda, amor, cariño y muchísima felicidad.

Mi primera boda en Guadalajara – Raul y Mirian en Los Girasoles.

Lo he dicho varias veces, uno no suele ser profeta en su tierra, pero en mi caso es más que patente. Sesiones y bodas en Santiago de Compostela, Oviedo, Pamplona, Huesca,… En casi todos los sitios excepto en Guadalajara, donde soy y donde vivo, y donde conozco cada uno de los rincones de esta ciudad.

Así que, ya que me iba a estrenar como fotógrafo de bodas en Guadalajara, había que hacerlo por todo lo grande, y que mejor que hacerlo en la concatedral de Santa María, uno de los templos más bonitos que tenemos.

Y de puro tradicionales que quisimos ser, fuimos innovadores, y es que hace muchos años que el parque de la concordia (o el parque de los patos que es como se conoce aquí) no se usa como escenario para hacer las fotos posadas de los reportajes de bodas, ya que era el típico escenario donde mis padres (que ya peinan canas) y la gente de su generación, se hacían las fotos. Pero como todo en esta vida, si le das el enfoque correcto y la visión adecuada, se puede transformar en algo bonito, innovador y diferente.

Y para acabar, una celebración estupenda con la gente de Los Girasoles, un restaurante que ha sabido captar el estilo y la necesidad de glamour que había en Guadalajara, y unirlo todo en un espacio genial y maravilloso a las afueras de la ciudad, donde poder disfrutar hasta la hora que se quiera sin temor a molestar a nadie.

En definitiva, una boda bonita, familiar, íntima, con momentos muy especiales y enmarcado en un sitio excepcional en el corazón de la Alcarria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La Sierra Norte de Guadalajara y la fotografía de novios – Mirian y Raúl

Es muy cierto que en este país en general y en Guadalajara en particular (de dónde soy y dónde vivo), no se valoran en absoluto las auténticas maravillas que tenemos cerca y al alcance de un ratito en coche.

Dicen que uno no es profeta en su tierra y, aunque ha costado un poco, por fin puedo decir que soy Fotógrafo de Bodas en Guadalajara (así, con mayúsculas, porque «mis novios» hacen que todo sea a lo grande), y me alegro infinito que Mirian y Raúl me hayan dado la oportunidad, este año, de «estrenarme» en mi propia tierra, algo que, la verdad, me gusta mucho, y es que jugar en casa es algo maravilloso.

Y como era una oportunidad especial, nos escapamos a un sitio mágico en la zona de la llamada Arquitectura Negra de Guadalajara, donde las casas están construidas con pizarra, por lo que toda la zona tiene un encanto especial y mágico que te invita a contemplarlo todo y reconciliarte un poco con el universo.

Y allí nos plantamos, un lunes por la tarde, con la alergia de Raúl reclamando lo que era suyo, y nos metimos entre árboles, ramas, matas y zonas verdes en general. Menos mal que la lluvia hizo acto de presencia al rato de estar haciendo fotos por allí y el pobre pudo respirar tranquilo y dedicarse a su futura mujer a fondo, que le hacía ojitos, o más bien ojazos (azules para más señas) en todo momento y en cualquier esquinita de Valverde de los Arroyos.